lunes, 23 de enero de 2017

HAY UN TIBURÓN EN MI JAULA

Texto: Mónica Alonso Ruiz
Este artículo se publicó en la Revista Acusub nº 166
www.acusub.com

Llevamos unos meses viendo una y otra vez un vídeo de un tiburón blanco que se cuela dentro de una jaula de avistamiento de tiburones blancos en Guadalupe, Méjico, y que se ha vuelto viral en las redes sociales, con más de 18 millones de visualizaciones. Todo el mundo habla de ello, defensores de los buceadores, personas que nunca han visto un tiburón más que en películas…todos opinan: que si debería prohibirse esta práctica, que si por el contrario es una buena práctica y se protege a los tiburones, que si deberíamos observar a los tiburones sin atraerlos con cebo…La polémica de siempre de la que ya he hablado en anteriores artículos. Así que me he decido a recopilar los hechos para hacernos una idea clara y poder tener una opinión.

El buceo con jaula en la isla de Guadalupe es una actividad de la que
disfrutan muchos buceadores cada año. Fuente: Diverdaily.com

La isla de Guadalupe se sitúa a 241 km de la Península de Baja California en el Océano Pacífico, donde muchas de las especies que habitan la isla son únicas, siendo un santuario para la vida salvaje desde 1975 y declarada como Área Natural Protegida con la categoría de Reserva de la Biosfera en 2005. Las reservas de la biosfera se constituyen en áreas biogeográficas relevantes, representativas de uno o más ecosistemas no alterados significativamente por la acción del ser humano o que requieran ser preservados o restaurados, y en los cuales habitan especies emblemáticas de la biodiversidad, incluyendo las consideradas endémicas, amenazadas o en peligro de extinción. 

La isla de Guadalupe es Reserva de la Biosfera
Según se describe en el Manual de Buenas Prácticas para la Observación del Tiburón Blanco mediante buceo en jaula en la Reserva de la Biosfera Isla de Guadalupe, editado por la Dirección de la Reserva de la Biosfera de la Isla de Guadalupe: “En las aguas de la Reserva de la Biosfera Isla Guadalupe se observa una concentración estacional importante de tiburones blancos durante los meses de Julio a Enero, lo que ha generado en años recientes, un gran interés por parte de prestadores de servicios turísticos, tanto nacionales como extranjeros, para conducir excursiones que tienen como fin observar a esta especie en su medio natural.” La actividad de avistamiento de tiburones blancos en la isla de Guadalupe, se realiza por operadores autorizados por permisos anuales del SEMARNAT (Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales del Gobierno de Méjico).

El Manual de Buenas Prácticas para la Observación de Tiburón Blanco mediante Buceo con Jaula recoge la normativa que debe regir la actividad
El pasado 4 de octubre, en la isla se produjo un incidente, en el cual un tiburón, atraído por la carnada que se usa al efecto, entró dentro de una jaula de observación que flotaba en superficie en la popa del barco Solmar V, mientras había un buceador dentro. La tripulación del barco y el responsable de la empresa reaccionaron rápido, abrieron la trampilla superior, y el animal salió por arriba, con algunas heridas en su zona de las hendiduras branquiales. Al final del vídeo se ve cómo sale el buceador que estaba en la jaula, ileso.

Las heridas del tiburón no parecen graves
Tras el incidente, el representante del operador Jorge Cervera Hauser, escribió una carta a los medios, de la que transcribimos algunos párrafos que traducimos a continuación: “se produjo un raro e inusual incidente mientras se buceaba con jaula con tiburones blancos en la Isla de Guadalupe. Un tiburón que nadaba a gran velocidad enganchó uno de los cebos y no pudo evitar golpear a una de las jaulas en la zona delantera (la zona de ventana de avistamiento) y rompiendo la parte superior de la misma, lo que le permitió entrar en la jaula, en cuyo momento nuestra tripulación inmediatamente se puso en acción abriendo la trampilla superior de la jaula para permitir la salida del tiburón.

“El único buceador dentro de la jaula aprovechó las ventanas para salir de la jaula hasta que el tiburón salió de la jaula para volver de nuevo a la jaula y salir de forma normal. El buceador salió ileso del incidente, y el tiburón no sufrió daños graves. Es importante indicar que este tipo de entradas de tiburones en las jaulas tienen una probabilidad de ocurrencia de una entre un millón.”

“Se han inspeccionado y reforzado las jaulas y se ha ampliado la zona libre de cebo en el entorno de las jaulas, y al final de este mes se celebrará una reunión con otros operadores de esta actividad en la zona para trabajar juntos en minimizar incidentes como este.”

La carta de Jorge Cervera, responsable de la empresa, explicando lo sucedido.
En cuanto al afortunado buceador, se trataba de Chan Ming, de Shanghai, y explica en sus declaraciones a Sky News: “Cuando un tiburón blanco se lanza a por algo, queda temporalmente ciego” (se refiere a la capacidad que tienen los tiburones blancos de dar la vuelta a su ojo para protegerlo durante el ataque a la presa: cuidado, no confundir con la membrana nictitante que tienen otras especies de tiburones y que sirve para lo mismo, y que el blanco no tiene). “No pueden nadar hacia atrás, accidentalmente golpeó el lateral de la jaula, y posiblemente confuso no podía nadar hacia atrás”. “Golpeó y rompió la barra de la jaula”. El Sr Chan dijo al New York times que aún le quedaban tres días más de buceo antes de irse, después del incidente, y que se metió en el agua al día siguiente. La pena es que con la confusión no activó el vídeo de la cámara que llevaba. Hubiera sido impactante ver las imágenes.
El buceador que estaba dentro de la jaula salió ileso

Se ha hablado mucho de este incidente, de que si es ilegal poner carnada como cebo, que estaban haciendo una práctica ilegal…Antes de dar nuestra opinión vamos a ver qué es lo que se indica al respecto en el Manual de Buenas Prácticas que deben respetar los operadores de estas actividades. En cuanto a las jaulas que utilizan las empresas, deben enviar a las autoridades un esquema de las mismas y su integridad debe revisarse anualmente por un ingeniero cualificado, emitiendo el correspondiente informe. Cada jaula está identificada independientemente y asociada a cada embarcación. Son de acero inoxidable o galvanizadas, o de aluminio, y con soldaduras desbastadas para evitar bordes cortantes. Los vértices deben protegerse con material especial de hulle (un polímero plástico), para evitar cualquier daño a los tiburones. En nuestra opinión, esto último, lo de la protección plástica no se lleva a cabo, por lo que se ve en todas las imágenes de las jaulas de los operadores, pero no creo que sea especialmente relevante: los tiburones no se cortan porque la jaula tenga zonas cortantes (ya se encargan los operadores de que no los haya y no se lastimen sus valiosos buceadores), sino porque con la fuerza que tienen los tiburones suelen romper alguno de los barrotes y se hacen daño.

Es de destacar que la separación máxima entre las barras horizontales de las jaulas deberá ser de 35 cm. Teniendo en cuenta el tamaño del tiburón, que era pequeño para que cupiera en esa jaula, el animal no pudo pasar por los 35 cm y tal y como explica el operador en su carta, rompió uno de los barrotes y por ello se lastimó en la zona branquial.

En cuanto a la ordenación de la actividad del buceo está prohibido salir de la jaula, aunque esto es difícil dado que el buceador lleva mucho lastre, no lleva aletas y respira de un regulador conectado a un narguille, con un cabo a superficie.  También se indica que no se puede emplear cualquier atrayente que no cuente con autorización. En algunos periódicos he leído que se les había denunciado por el uso de carnada, por ser ilegal, pero esto no es cierto. El operador deberá asegurarse de que la carnada esté sujeta únicamente mediante la línea o cuerda. No está permitido el uso de anzuelos, candados (shackles) o cadenas. Las carnadas deberán estar sujetas a las boyas mediante cuerdas elaboradas únicamente con fibras naturales. El operador deberá asegurarse que la línea con carnada será inmediatamente recobrada del agua, si el tiburón blanco se acerca a 2 m de distancia de las jaulas. Aquí claramente no han cumplido las normas pues parece que la lanzaron demasiado cerca de la jaula. La carnada deberá ser arrojada desde babor y estribor en la popa del barco en un ángulo de 45º hacia el exterior del barco. Evidentemente esto no lo cumplieron y por eso en la carta explican que iban a ampliar la zona sin cebo cerca de la jaula.

Ni la distancia a la jaula ni el ángulo de la carnada cumplieron lo
requerido en el Manual de buenas Prácticas
Por lo tanto, a nuestro entender, parece claro, y posiblemente se deduce de las palabras del propio operador, que relajaron un poco las medidas de seguridad contempladas en el manual, por lo que probablemente sean sancionados.

En cuanto a las heridas del tiburón, no somos veterinarios, pero no parecen de gravedad, si consideramos las que muestran a veces estos animales como consecuencia de las luchas entre ellos o por su violenta cópula. Y ya sabemos lo rápido que los tiburones regeneran su piel.  Así que, al fin y al cabo esto ha sido un incidente sin consecuencias importantes y que ayudará sin duda a autoridades y a los operadores a mantener el nivel de alerta y de seguridad en el futuro.

Las heridas del tiburón no parecen, a priori, graves
En cuanto a las ventajas e inconvenientes del buceo con el blanco con jaula hay muchas voces favorables a dicha práctica, pues hay muchas más ventajas que inconvenientes, si se realiza adecuadamente. Os dejo las palabras de otro colaborador de este blog, Dirk Smith, de una empresa operadora de esta actividad en Guadalupe: “La actividad de buceo con tiburones ha evitado a los furtivos operar en Guadalupe. Todos sabemos que hay tiburones blancos en Guadalupe, como también lo saben los furtivos. Si se detuviese esta actividad tendrían campo libre para sus actividades ilegales”. (…)”En cuanto a cómo se condiciona la conducta de los tiburones cuando les damos de comer, estamos de acuerdo en condicionarles vía refuerzo positivo, no alimentándolos”. Pues eso, que en nuestra opinión, y en la de muchos otros conservacionistas, estas actividades hacen mucho bien. Posiblemente el Gobierno Mejicano (y posiblemente otros gobiernos) no mostraría interés por proteger al tiburón blanco si no fuera porque proporciona beneficios económicos, tanto para el gobierno, vía los cánones que deben pagar los operadores por realizar la actividad, como para las empresas operadoras.

Con posterioridad a conocerse este incidente, ha salido a la luz otro incidente reciente, pero anterior en el tiempo, que ocurrió a otra empresa de buceo con jaula, Nautilus Explorer. En el vídeo, se puede observar cómo un tiburón se introduce en la parte superior de la jaula, que tiene un diseño de tipo terraza, y se ceba con el cable que sustenta la jaula. En algún artículo que se dedica a analizar ambos incidentes, se explica que la gran diferencia de este segundo, aunque anterior en el tiempo, es que existe cebo encima de la jaula (no lo hemos podido ver en el vídeo) y por eso el tiburón se obsesiona por esa zona. Ese podría ser el quid de la cuestión, en cuanto a mala práctica, pues, si es verdad, tener el cebo cerca del cabo de la jaula, y por tanto por encima de los buceadores en ese “piso superior tipo terraza”, pues no parece muy seguro.
 
El tiburón se metió literalmente en la parte superior de la jaula
En cuanto a esta jaula con dos pisos y el superior descubierto, a nuestro juicio no es el mejor diseño, dado que se ve claramente cómo se puede quedar encajado un tiburón en esa zona donde están los tiburones. Nuestra opinión es que esa disposición de jaula no es tan segura como una cerrada, o como la parte superior, y aunque se supone que el diseño ha debido ser aprobado por las autoridades de la reserva, posiblemente deba revisarse para mejorar las condiciones de seguridad.

Esta jaula de dos pisos y con terraza superior
parece poco segura
También se ve en el vídeo tomado desde dentro de la jaula del segundo incidente, que el tiburón presenta varias heridas, de las cuales los operadores de esta empresa dicen que son anteriores al incidente. Lo que está claro, por el cambio de color del agua tras la entrada del tiburón en esta zona superior, es que, el tiburón sangra en ese momento, por lo que heridas de más o menos consideración recibe.

Por lo tanto, a la vista de estos dos incidentes, parece claro que a la hora de decidirse por una empresa de buceo con jaula uno debe tomar ciertas precauciones, pues unas son más seguras que otras. Según se ha consultado a los operadores de buceo con jaula, lo mejor para saber si uno está usando los servicios de un operador responsable, es en primer lugar leer el manual que regula la actividad, y antes de contratar los servicios preguntar directamente al operador sobre cómo realiza la actividad, y compararlo con el manual. Como regla general se deben evitar empresas que bucean en zonas demasiado cercanas, como zonas de baño, por ejemplo, los que permiten a los buceadores salir de la jaula, o que tocan o dan de comer con la mano a los tiburones que se acercan. Por otro lado, también explican que las jaulas que tienen barrotes tubulares son mejores en caso de rotura, para causar menos daños al tiburón: nuestra humilde opinión (de ingeniero estructural) es que en caso de rotura da igual cómo sea la sección del barrote, puesto que producirá daños igualmente.

Unos días antes de terminar este artículo llega a mis manos un comunicado de prensa de la Comisión Nacional de Áreas Protegidas de Méjico, según el cual se comunica la tolerancia cero en las malas práctica de la actividad de observación del tiburón blanco en la Reserva de la Biosfera Isla de Guadalupe, donde se comunica que los prestadores de servicios de avistamientos deberán llevar a bordo un observador oficial, para asegurar el cumplimiento de las normas. Parece pues que el gobierno mejicano se toma en serio la protección de este animal. Desconocemos qué consecuencias va a tener esta decisión para el negocio de observación y la reacción de los operadores.

El comunicado de prensa de la Comisión Nacional de Áreas Protegidas de Méjico
Deseo con este análisis haber contribuido a aclarar un poco el tema del buceo con jaula y su controversia. Mi opinión favorable a esta actividad no ha cambiado tras estos incidentes, pero sí es verdad que cuando por fin tenga la posibilidad de ir a Guadalupe a ver al blanco en jaula me pensaré muy bien quiénes son los que elijo para contratar esos servicios, teniendo en cuenta cómo de fácil es llegar a tener un problema en cuanto no se cumplen las normas o se relaja su aplicación.

Referencias:

VIDEO VIRAL PRIMER INCIDENTE: https://youtu.be/93WiSq9TIoM
VÍDEO COMPLETO DEL OPERADOR: https://youtu.be/UffOvJnD-4s
SEGUNDO INCIDENTE: (2 vídeos)
ARTÍCULO CON LA CARTA DE JORGE CERVERA HAUSER, SOLMAR V:
LA HISTORIA COMPLETA: CON EL VÍDEO DEL OPERADOR: http://www.nauticalnewstoday.com/new-tiburon-blanco-buceador-jaula/
ARTÍCULO QUE INDICA QUE ÁREAS PROTEGIDAS HAN RECIBIDO UNA DENUNCIA: http://www.zocalo.com.mx/seccion/articulo/reacciona-areas-protegidas-por-incidente-con-tiburon
ARTÍCULOS SOBRE EL SEGUNDO ACCIDENTE:
NORMAS DE BUCEO CON JAULA EN AUSTRALIA:
NORMAS DE BUCEO CON JAULA EN NUEVA ZELANDA: