jueves, 30 de julio de 2015

PROYECTO PESCARES: O COMO HACER QUE PESCADORES, BUCEADORES, CIENTÍFICOS Y ADMINISTRACIÓN COLABOREN


Texto: Mónica Alonso Ruiz
Este artículo se publicó en el número 149 de la Revista Acusub www.acusub.net

En los últimos meses no paro de oír en los foros de buceo y conservación que es precisa la colaboración entre pescadores y buceadores. Y es que el buceador de a pie ve a los pescadores y sigue sin saber mucho de ellos y de su trabajo. En medio de esta lluvia de ideas nuevas para mí, me he encontrado con el Proyecto Pescares, una iniciativa prometedora que precisamente trata de aunar esfuerzos entre buceo y pesca.

Conocí este proyecto de la mano de Aolde Radio, cuando Rol Freeman entrevistó hace unos meses a algunos de los responsables del Proyecto Pescares, la ONG Océano Alfa, y ahora de nuevo me he reencontrado con ellos en el ámbito de los Blue Drinks de Madrid, donde, en la reunión de marzo Pedro Pérez, de Océano Alfa, nos contó muchas cosas sobre ello. De nuevo en contacto con Pedro para AcuSub, nos explica ahora, de primera mano, todo lo relacionado con este proyecto.

¿Qué es el Proyecto Pescares?

Pues lo que los responsables del mismo dicen en su web es que “es un proyecto desarrollado por Océano Alfa cofinanciado por la Fundación Biodiversidad y Fondo Europeo de Pesca (FEP) en las Reservas Marinas de Protección Pesquera  Cabo de Gata- Níjar y Cabo de Palos-Islas Hormigas”.


Se trata de promover y fomentar la protección y conservación de los recursos pesqueros y naturales de dos Reservas Marinas del Estado Español, desarrollando acciones formativas y de sensibilización dirigidas a los diferentes actores que intervienen en las reservas, esto es, el sector pesquero, los submarinistas recreativos, los investigadores y los Centros de Información y Mantenimiento de las dos reservas.

Pedro nos explica que: "En unos espacios privilegiados que son nuestras Reservas Marinas, la misión principal de PESCARES es ˝Dar Voz a sus Protagonistas˝, generar el encuentro y la armonía mediante el diálogo y participación en los resultados del proyecto, desde el respeto, cuidado y responsabilidad para una gestión con Garantía de Futuro".

¿Qué es una Reserva marina?

Tras lo que acabamos de decir, pues la verdad es que necesitamos aclaración para algunos aspectos, pues no sabemos muy bien a qué nos referimos cuando se habla de Reserva Marina, y cada uno tenemos nuestra idea, a cual más equivocada.

Los buceadores, cuando nos hablan de Reserva Marina, pues la verdad es que tenemos un poco de lío. En general pensamos que son zonas de protección especial por parte de las instituciones públicas, para preservar su biodiversidad, algo así como un Parque Nacional. Pues es cierto que estamos muy equivocados y Pedro es lo primero que nos explica en su exposición.

"El objetivo de las reservas marinas es la protección, regeneración y el desarrollo de los recursos de interés pesquero con el fin de preservar la pesca sostenible, en concreto la pesca artesanal local así como su modo de vida tradicional." Pues es cierto que este primer concepto ya es sorprendente: las reservas marinas son reservas de pesca, el objetivo es pesquero, no son parques marinos, algo equivalente a los Parques Nacionales.

Y nos explica un poco más: "La zonificación de usos y la zona más restrictiva, la reserva integral, en la que no se permite ningún uso salvo estudios científicos, suponen la creación de “santuarios marinos” con una doble función: aportar información de referencia para determinar el estado ambiental de un espacio marino y, al ser la zona más protegida, exportar biomasa al resto de la reserva y fuera de ella, lo cual supone un aumento en las capturas pesqueras, tamaño de estas y en la cantidad de animales que podemos encontrar en la reserva".

Ahora está clarísimo: la reserva tiene una zona integral, la zona donde nunca nos permiten bucear, pero tampoco se permiten otros usos, y que sirve de generación de biomasa pesquera.

"Por otra parte, la reserva marina en un ejemplo ideal para sensibilizar y comunicar los valores naturales y culturales de nuestro patrimonio marino, sirviendo como ejemplo de buenas prácticas y aprovechamiento sostenible de los recursos naturales."

En España las Reservas Marinas son Isla de Tabarca, Cabo de Palos e Islas Hormigas, Cabo de Gata-Níjar, Isla de Alborán, Levante de Mallorca, Isla de la Graciosa, La Palma, La Restinga-Mar de las Calmas, Masía Blanca e Islas Columbretes.

Tras esta sorprendente información, ya entendemos algunas cosas, especialmente lo de involucrar a todos los actores: los pescadores, que son los que trabajan en la reserva y explotan sus recursos, los buceadores, que somos los invitados que disfrutamos (y a veces maltratamos), los científicos, que son los que se encargan de analizar el estado de los recursos, y la Administración, encargada de la gestión de las mismas.


Numerosos buceadores acuden a las aguas de las reservas marinas para practicar su actividad

Por otro lado ahora ya se entiende que la gestión de las Reservas Marinas las lleve la Secretaría General de Pesca del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, y no las gestione el Ministerio de Medioambiente, dado que el objetivo principal es pesquero, aunque como consecuencia también se mejoren las condiciones medioambientales.

Aguas interiores y aguas exteriores

Para complicar aún más todo el escenario Pedro nos explica también el concepto de aguas interiores y aguas exteriores: "La delimitación entre qué son aguas interiores o exteriores la marca la línea de base recta. De la línea de base recta hacia costa son aguas interiores y son competencia de la Administración Autonómica que corresponda. De la línea de base recta hacia mar es competencia de la Administración Central.



Cabo de Gata. Línea de base recta que delimita aguas interiores y exteriores

En el caso de las Reservas Marinas que son objetivo del Proyecto Pescares Cabo de Gata – Nijar y Cabo de Palos – Islas Hormigas tanto las Administraciones Locales (Andalucía y Región de Murcia) como la Administración Central tienen competencias."



Cabo de Palos. Línea de base recta que delimita aguas interiores y exteriores

Y la línea de base recta es un concepto legal complicado, que tiene como objetivo delimitar la jurisdicción del mar, en teoría es una línea entre dos cabos que sirve para indicar que las aguas detrás de esa línea son interiores y por tanto de jurisdicción autonómica. Es tan complicado que a veces la línea corta incluso zonas de tierra.

Los objetivos del Proyecto Pescares

Se trata de mejorar la gestión de las Reservas de Cabo de Palos y Cabo de Gata a través de acciones de formación y sensibilización dirigidas a los diferentes actores que ya hemos comentado. Para ello el proyecto consiste en:

  • Crear medidas de interés público en las que participen todos los actores.
  • Creación de un Manual de Buceo Responsable, Estándares y Protocolos, avalado por los centros adscritos a la reserva. Y es que los buceadores, lo creamos o no, también producimos impacto, y en algunas zonas muy concurridas éste es más importante de lo que creemos.
  •  Aplicación de estándares para la conservación de los recursos pesqueros/naturales, impartidos a buceadores.
  •  Mejora de la seguridad a submarinistas, aplicando protocolos consensuados entre la Administración, los centros de buceo y los pescadores.
  • Aumentar el conocimiento y entendimiento entre los operadores de la reserva, mediante jornadas de encuentro ente científicos, administración, buceadores y pescadores, poniendo en valor los beneficios de cada uno u los colectivos.

Son unos objetivos ambiciosos y a primera vista difíciles de conseguir, especialmente por la dificultad de sentar en la misma mesa a centros de buceo y pescadores. Y sin embargo, tras el recelo inicial, fundamentalmente por desconocimiento, Pedro nos cuenta que, "finalmente no solo se han sentado juntos, sino que las reuniones han sido realmente productivas y satisfactorias".

Las acciones del Proyecto Pescares

Pedro nos explica que: "lo primero que se hizo en estas zonas fue saber exactamente quienes están actuando en la reserva, se trataba de hacer un censo actualizado tanto de embarcaciones de artes menores que faenan, y de los operadores de submarinismo".

Luego lo siguiente fue recopilar toda la normativa completa que se aplica al submarinismo en todos sus ámbitos, nacional, regional y específico de las reservas, así como la normativa específica de las titulaciones de buceo.

A continuación los responsables del Proyecto realizaron una serie de consultas con todos los actores involucrados, lo que reveló la necesidad de informar más y mejor a todos los usuarios de las reservas.

Las aguas de las Reservas Marinas están llenas de vida

Después vinieron una serie de reuniones y entrevistas por sectores y equipos de cada reserva marina, para que cada uno pudiera poner en valor los objetivos de su sector y explicar las necesidades específicas.

Tras estas reuniones se han realizado documentos que identifican las necesidades de información de la actividad de que realiza cada uno al resto de los sectores, esto es, explicar a los buceadores la actividad pesquera, y a los pescadores la actividad del buceo, y la administración contar su labor de gestión y que ésta conozca bien las actividades de buceo y de pesca.

Como resumen se crea la “Guía Interpretativa de las Reservas Marinas” que costa de cuatro bloques:

Bloque A:      ¿Qué es la Reserva Marina?
Bloque B:      Valores Naturales de la Reserva
Bloque C:      Valores Culturales Pesca Artesanal Tradicional en las Reservas Marinas
Bloque D:      Criterios de Buceo Recreativo Responsable en las Reservas Marinas.
o   Valores del Submarinismo.
o   Submarinismo en la Reserva Marina y proceso formativo
o   Conocimientos previos
o   ¿A quién y a qué capacita esta formación?
o   Decálogos.
o   Briefing
o   EL TEST

Paralelamente han surgido algunas iniciativas, particularmente orientadas al buceador responsable, como es el caso de la realización de un test de aptitud para los buceadores, previo a la entrada de los mismos en la reserva. Esto es llamativo, pues ha surgido por impulso de los centros de buceo asociados a las reservas, los cuales han demostrado su gran interés en que su actividad sea lo menos impactante en el medioambiente de la reserva.

La iniciativa para crear el Proyecto Pescares.

Pero, ¿quién tuvo la iniciativa de iniciar este proceso? ¿la ONG Océano Alfa? ¿Viene todo esto de la iniciativa de la gestión de las dos reservas de limitar la actividad del buceo por los informes científicos en los que se constataba el gran impacto de la actividad del buceo en las reservas?.

Pedro nos responde que "Océano Alfa tuvo la iniciativa de este proyecto pero desde el principio estuvo siempre apoyada por la Secretaría General de Pesca, interesada y preocupada por la mejora de la gestión de las Reservas Marinas. En algunas Reservas en las que se practica la pesca y el buceo, existen roces entre estos colectivos. También existen informes negativos sobre la práctica del buceo en las Reservas. Pero también hay que tener en consideración que el buceo en estas zonas es una fuente de ingreso muy importante.

La idea es que tras escuchar a todos y que todos aporten sus ideas y soluciones, se pueda convivir en un espacio y ser respetuoso con el mismo".

¿Por qué solo dos reservas, Cabo de Palos y Cabo de Gata?

"El principal problema es el económico como siempre. Océano Alfa, tiene unos recursos limitados, y como todos sabemos en los últimos años se han paralizado las ayudas económicas para estos fines. Afortunadamente la Fundación Biodiversidad con Fondos Europeos de la Pesca (FEP) lanza un concurso, al que nos presentamos y conseguimos ser uno de los ganadores. Uno de las cláusulas del concurso exigía que se realizara en al menos dos Comunidades Autónomas. Sabíamos que en la Reserva Marina de Cabo de Palos – Islas Hormigas existía un enfrentamiento entre pescadores y buceadores que preocupaba seriamente a la Secretaría General de Pesca. Por proximidad geografía e importancia la Reserva Marina de Cabo de Gata – Nijar era la ideal como segunda al pertenecer a otra Comunidad Autónoma."



¿Cómo se ha organizado la realización del proyecto? ¿Había un comité formado por representantes de la SGP, los pescadores y centros de buceo?

Lo claramente diferenciador de este proyecto es la metodología utilizada. No se trata de un proyecto en el que unos ”sabios” dicen lo que se tiene o no que hacer para solucionar los problemas y mejorar la gestión.

Océano Alfa, creó un comité de trabajo compuesto por coordinadores en las disciplinas que íbamos a trabajar, es decir, pesquero, buceo y científico.

Se pidió la colaboración de los actores que operan en las Reservas, los cuales nombran a un representante del sector pesquero y otro del sector buceo, por cada Reserva Marina. Los científicos que han trabajado en las Reservas Marinas como es el caso de IOE colaboran en el proyecto supervisando los informes que se proponen. La Asociación de Buceo Recreativo de España (ABRE) colabora supervisando que las prácticas de buceo que se consideran como mínimas necesarias para bucear en las Reservas Marinas cumplen los estándares de las Escuelas que son miembros de ABRE. Y por supuesto la Secretaría General de Pesca, supervisa que lo acordado cumple según las leyes existentes.


Normativa de buceo en las reservas

Uno de los resultados del proyecto ha sido crear unos criterios de buceo responsable en las reserva, y la Secretaría General de Pesca va a hacer oficial algo de normativa relacionada con ello. Pedro nos detalla algo más: "La normativa se basará en pedir una prueba de buceo, que consistirá en un número determinado de ejercicios básicos que cualquier buceador que quiera hacer inmersiones en las Reservas Marianas tendrá que demostrar que puede efectuar.

Los ejercicios inicialmente propuestos por todos los participantes en el Proyecto son:

·         Comprobación de presión
·         Vaciado de gafas y flotabilidad
·         Quitarse las gafas y flotabilidad
·         Quitarse el regulador de la boca y flotabilidad
·         Testeo de segunda etapa de emergencia y flotabilidad
·         Compartir aire y flotabilidad
·         Ejercicio y Operación adicional para Características particulares de cada Reserva Marina.

Todos estos ejercicios, quitando el último, son realizados en cualquier curso básico de cualquier escuela internacional que titula en España. Esta prueba será realizada por los Centros de Buceo que figuran en el Censo de Centros Autorizados para operar en cada Reserva Marina. No tiene previsto ningún tipo de coste adicional administrativo ni de los propios centros, que no sean los propios de la inmersión."

Un buceo responsable se hace necesario en todos aquellos lugares donde se practica la inmersión

Juan Carlos Jorquera, Jefe de Servicio,  Supervisor de los Servicios de Reservas Marinas en la Subdirección General de Protección de los Recursos Pesqueros explica que: “A la luz de los resultados del proyecto PESCARES, la Secretaría General de Pesca  preparará, para su publicación y suscripción por los interesados, los criterios de buceo responsable en las reservas marinas que gestiona.” 

Parece claro que para los que siempre hemos defendido el buceo responsable en todos los ámbitos de la inmersión, pues esta normativa no va a exigir nada nuevo que no sepamos ya hacer, pero claro, ante el gran incremento de buceadores en las reservas, pues no está de más reglar la actividad y hacer obligatorio aquello que es obvio y natural para un buceador concienciado con el medioambiente en el que se mueve.

La ONG Océano Alfa

Finalmente pasamos a detallar algunos aspectos para conocer mejor esta ONG. Océano Alfa es una Entidad No gubernamental sin ánimo de lucro (ONG) en la figura de agrupación deportiva a beneficio de Cruz Roja Española, que fue constituida en el año 1994 y que está destinada a la protección, conservación e investigación del medio marino y aguas continentales.

Entre las campañas que han llevado a cabo destaca “La pesca artesanal en españa como tradición y bien cultural”. También han realizado reportajes de investigación y series documentales, como  “Feroes: licencia para matar” y “Ballenas en peligro: ayuda a salvar las ballenas en Islandia”, ambos de carácter de sensibilización y denuncia mediante recogida de firmas y cortos audiovisuales. Además han producido más de 100 documentales.


Como hemos podido ver, la colaboración entre pescadores, buceadores, administración y científicos es posible. A pesar de unos inicios complicados, con la polémica de la reducción del número de inmersiones en las reservas por parte de los gestores de las reservas, todos los actores han mostrado una gran generosidad y apertura hacia el resto de los actores. Finalmente se han conseguido acuerdos importantes y, sobretodo, saber que muy posiblemente la gestión de estas dos reservas marinas será mucho mejor, al tener muy en cuenta las propuestas de todos los actores implicados.  Tomemos nota.