jueves, 17 de abril de 2014

EL TIBURÓN ÁNGEL O ANGELOTE

Texto: Mónica Alonso Ruiz y Marta Romero Esparrach

En posts anteriores hablábamos de los mejores lugares para el buceo con tiburones. Recorríamos el mundo en busca de tiburones…..y resulta que en las costas canarias tenemos la oportunidad de bucear con angelotes. Canarias es el paraíso para el buceo con ellos, pues son tiburones que por su grave estado de amenaza, en otros lugares ya no es posible observarlos siquiera.


Descripción

El tiburón ángel o angelote (Squatina squatina (Linaeus, 1758)) conocido también como pez monje, pertenece a la familia Squatinidae. Existen otras especies de tiburones ángel, similares al angelote (alrededor de 20), tales como el angelote espinudo (Squatina aculeata), el pez ángel (Squatina oculata), el pez ángel del Pacífico (Squatina califórnica) o el pez ángel japonés (Squatina japonica).

foto: Buceo Pandora
Es un tiburón de fondo o bentónico, con un cuerpo ancho y aplanado, con grandes aletas pectorales y pélvicas. Aparentemente podría parecer una raya, porque sus aletas son anchas y de formas redondeadas, aparentemente parecen formar parte del propio cuerpo pero las aletas pectorales no están fusionadas a la cabeza. Además la boca en posición frontal en lugar de en posición ventral (que es como la tienen las rayas), así como las aberturas branquiales en posición lateral permiten incluirlo dentro de los tiburones. Tienen un par de barbillones en la parte frontal de su boca, por delante de las narinas, con función sensitiva. La coloración de la parte dorsal es gris o marrón clara, con manchas claras, lo cual le permite el camuflaje en los fondos arenosos. Su piel es muy abrasiva y sus dientes finos y afilados.

Es uno de los tiburones que no necesita movimiento continuo para poder respirar, y por ello presenta un par de espiráculos grandes en la parte superior de la cabeza, a través de los cuales fuerza la circulación de agua hacia las hendiduras branquiales.

El tamaño máximo de los ejemplares puede ser de hasta 2.4 m en las hembras, llegando los machos a medir máximo 1.8 metros.

No se conoce la longevidad del Angelote (Squatina squatina) pero hay una especie de la que sí se tienen datos: Squatina californica. La máxima longevidad registrada para esta especie es de 35 años.

foto: Buceo Pandora
Es ovovivíparo (los huevos eclosionan en el útero de la madre y las crías se alimentan del saco vitelino hasta su nacimiento), tras una gestación de 8 o 10 meses y cada dos años, las hembras dan a luz entre 7 y 25 crías de unos 25 – 30 cm. Los partos suelen ocurrir entre diciembre y febrero en el Mediterráneo, y en julio en la zona norte del Atlántico. Aunque las observaciones registradas en Canarias muestran que el periodo reproductor en Canarias se establece entre septiembre y febrero, teniendo una máxima actividad entre noviembre y enero.

Hábitat

La forma aplanada y ancha de sus aletas le da facilidad para enterrarse. Habita principalmente sobre sustratos blandos (arenas, fangos, cascajos, praderas de fanerógamas marinas, etc.) donde se camufla enterrándose. Se puede encontrar hasta los 150 metros de profundidad.


Foto: Fernando Ros

Es considerado depredador de emboscada, se alimenta de peces óseos bentónicos (asociados al fondo), y también de rayas e invertebrados. Cuando una presa se le acerca ataca, desencajando su enorme mandíbula y la engulle por completo. Caza preferentemente de noche, que es cuando está más activo. Durante el día es muy poco activo, se mantiene posado o enterrado en la arena aunque algunas veces también se les puedes ver nadando.
Su gran capacidad de camuflaje hace que para poder verlos en una inmersión, uno tenga que estar habituado a ver su silueta enterrada en la arena.

En este video podemos ver a una hembra de angelote en movimiento:

Estado de conservación

Este animal ya era conocido en la antigua Grecia, donde se capturaba para la alimentación. Posteriormente su carne era apreciada en Europa, donde era conocido como “Pez monje” (a causa del parecido entre su cabeza y la capucha de los monjes), aunque a veces se vendía la carne como un tipo de rape. También se ha usado el aceite de su hígado y su carne se ha usado como harina de pescado.

Desde mediados del siglo XX la pesca de este animal le ha conducido al borde de la extinción, La IUCN ha catalogado a Squatina squatina como la segunda especie mundial más susceptible de extinción. Al ser un animal de fondo, es particularmente sensible a su captura incidental por pesca de arrastre, cerco, palangres de fondo, al turismo, a la pesca recreativa, submarina o deportiva.

La distribución del angelote abarcaba desde Escandinavia hasta el noroeste de África (Mauritania y las Islas Canarias), incluyendo las Islas Británicas, el Mediterráneo y el Mar Negro. La distribución actual parece reducirse y se considera extinto en el Mar del Norte y ya no se encuentra en la mayoría de las zonas del norte del Mediterráneo. Solamente existen poblaciones sanas de angelotes en zonas del norte de África y alrededor de las Islas Canarias. Esto hace que la sostenibilidad de la especie sea muy precaria, debido a su lenta tasa de reproducción. Por ello la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (IUCN) lo ha clasificado como especie en peligro crítico de extinción.

El hecho de que la distribución de esta especie por el mundo se limite a pocos lugares en el mundo, y que éstos estén concentrados en zonas dispersas y sin conexión entre sí, así como periodos de gestación largos, espaciados en el tiempo, y con pocas crías en cada parto, hacen que el tiburón ángel sea una especie vulnerable a las amenazas.

Desde 2010 existe prohibición de su pesca en la Unión Europea, tanto en aguas comunitarias como para barcos de bandera comunitaria en aguas exteriores a la Unión.

La FAO tiene una ficha dedicada al Angelote, donde podéis encontrar más información: http://www.fao.org/fishery/species/2046/en

El angelote en Canarias

La especie de tiburón más fácil de ver por los buceadores en Canarias es el angelote, donde cualquier buceador en las islas generalmente tiene la inmensa suerte de verlos de manera habitual. También es posible encontrarse con otras especies de tiburones en las islas, pero son casos mucho más puntuales y suelen ser animales más esquivos, se les ve dos segundos y desaparecen.  

Foto: Irene Pérez
Actualmente no existen buceos programados con angelotes, por su presencia ocasional, fundamentalmente estacional. Sin embargo se está observando que la presencia de tiburones y rayas en Canarias constituye un enorme atractivo para los buceadores, los cuales tienen en cuenta la posibilidad casi garantizada de bucear con pastinacas (chuchos), águilas marinas (ratones) o con angelotes, como aliciente a la hora de elegir Canarias como destino de buceo.
Los angelotes son tiburones de aguas templadas. Parece ser que la presencia de angelotes es más frecuente con la temperatura del agua más baja, y por ello de octubre a abril es la mejor época para asegurarse un encuentro con estos magníficos animales, por supuesto sabiendo que nunca hay garantía de encuentro con ningún animal salvaje del océano.

Buceo con angelotes

foto: Buceo Pandora
Estos animales no son nada agresivos en presencia de los buceadores, pero pueden morder si se les molesta reiteradamente. Tienen la capacidad de realizar grandes aceleraciones y poseen fuertes mandíbulas, con varias filas de dientes afilados, por lo cual pueden hacer daño sin llegar a ser letales, cuando se les perturba. En Canarias se han reportado lesiones leves y menores producidas a pescadores cuando es desenredado de los enmalles y a buceadores cuando estos les inquietan.

Su pasividad permite al buceador acercarse mucho al animal cuando este está enterrado o posado en el fondo. Esta circunstancia lo hace también muy vulnerable a actitudes poco respetuosas por parte de los buceadores.

El mejor comportamiento de los submarinistas ante un angelote es el que tenga en cuenta los siguientes puntos: 
  • Acercamiento respetuoso: (sin movimientos agitados ni bruscos). 
  • Se debe evitar bloquear la salida. Para ello lo mejor es acercarse por los laterales o por detrás. 
  • Para no molestarle en su estrategia de caza no se debe desenterrar.  
  • Por supuesto no se le debe tocar ni tirar de la cola.
  • Es importante indicar que no se les debe molestar en las inmersiones nocturnas mediante el uso reiterado de focos, por su falta de párpados.


Este es un video de lo que NO se debe hacer nunca a un animal marino, los buceadores acosan a esta cría reiteradamente:

Hemos detectado que en la red existen numerosos videos de comportamientos inadecuados con estos animales, por parte de buceadores. Afortunadamente el buceo con tiburones en Canarias se suele realizar de manera responsable y adecuada, y no se da de comer a estos animales ni se les atrae con cebo para asegurarse su presencia en las inmersiones.


Si estás pensando iniciarte en el buceo con tiburones, puedes considerar irte a Canarias, donde podrás tener la suerte de bucear con esta especie, verdadero regalo de las inmersiones en las aguas insulares. 

Este artículo se publicó en la Revista Acusub en FEBRERO de 2014