jueves, 4 de junio de 2015

El extraño tiburón que anda y sobrevive fuera del agua

Escrito por: Mónica Alonso Ruiz


El tiburón que anda Hemiscylium ocellatum
Foto: BBC one

El mes pasado la BBC emitió los tres episodios de una serie dedicada a tiburones, que desafortunadamente no se puede ver en España aún. Inmediatamente en las redes sociales van apareciendo pequeños clips de vídeo de algunas partes de estos documentales. Recientemente he podido ver este vídeo:


En él se observa a un curioso tiburón,  Hemiscylium ocellatum, que en español se llama pintarroja colilarga ocelada. Este tiburoncito, que se encuentra en aguas australianas, en inglés se llama Epaulette Shark (tiburón de charretera, debido a la gran mancha negra detrás de cada aleta pectoral, que supuestamente recuerda a las charreteras de los uniformes militares).

Hemiscyllium ocellatum
CC Citron

Vive en aguas someras tropicales de Australia y Nueva Guinea, y posiblemente en algunos lugares más, pues es una especie muy poco estudiada. Es un tiburón pequeño, de no más de 1 metro de longitud, con cuerpo esbelto, cabeza corta y aletas anchas en forma de paleta. El pedúnculo caudal, el arranque de la cola, ocupa la mitad de la longitud del animal. Los ejemplares adultos son de color marrón pálido, con manchas oscuras.
Distribución espacial
CC Chris Huh

Son de hábitos nocturnos y frecuentan aguas someras de arrecifes de coral y charcas intermareales. Este tiburón ha evolucionado para poder subsistir en inusuales condiciones de baja oxigenación, cuando el animal queda aislado en las charcas intermareales. El mecanismo consiste en incrementar el riego sanguíneo a su cerebro y de forma selectiva desactiva funciones neuronales no esenciales. Es capaz de sobrevivir en completa anoxia (ausencia de oxígeno) durante una hora sin efectos secundarios, y a una temperatura mucho más elevada que otros animales capaces de sobrevivir en condiciones de anoxia. Impresionante, ¿no?


Las hendiduras branquiales del “epaulette”
Captura de pantalla del vídeo BBC one

En laboratorio han podido comprobar que en condiciones de hipoxia las pulsaciones y la tasa de ventilación bajan radicalmente. La presión sanguínea se reduce a la mitad dado que los vasos sanguíneos se dilatan para poder proporcionar más sangre al cerebro y al corazón. Baja mucho el metabolismo de algunas zonas de su cerebro, como por ejemplo manteniendo funcional el núcleo sensorial, pero desactivando el núcleo motor. Esto le permite proporcionar suficiente energía para evitar la muerte neuronal, mientras se mantiene alerta a su entorno.





Totalmente fuera del agua
Capturas de pantalla del vídeo BBC one

Pero este animal no deja de sorprendernos, pues le hemos visto en varios vídeos “caminando” sobre sus aletas, que han adaptado su forma hacia una pala ancha, que se convierten en unas pseudopatas:


Más que nadar, este tiburoncito, camina por el sustrato en el que vive. Tan solo nada de forma convencional frente a una amenaza, cuando la velocidad prima sobre el sigilo.

Caminando en las charcas intermareales
Captura de pantalla del vídeo BBC one

Esta especie se alimenta de un amplio rango de invertebrados bentónicos y peces óseos. Son ovíparos, y sus hembras depositan pares de cápsulas de huevos cada 14 días desde agosto a diciembre.
La boca del “epaulette”
Captura de pantalla del vídeo BBC one

Comiéndose un cangrejo
Captura de pantalla del vídeo BBC one

Son muy populares entre los acuaristas, por su pequeño tamaño y por la singularidad de su natación “caminante”. Poco interés comercial.

La IUCN los tiene catalogados como de baja preocupación, en relación al estado de sus poblaciones.

En el clip de vídeo de la BBC nos explican, traducido literalmente:


“La Gran Barrera de Coral es un lugar duro para sobrevivir, incluso para un tiburón. Las mareas extremas y las altas temperaturas dejan el arrecife lleno de charcas de marea entre las rocas, durante la mera baja. Los tiburones más grandes se ven forzados a irse hacia aguas más profundas, dejando al “tiburón epaulette” solo, libre para explotar las riquezas del arrecife, sin que le molesten. Contrariamente a como hacen otros tiburones, este tiburón tiene la sorprendente habilidad de “caminar”. Utiliza sus aletas como si fuera un prototipo de patas para arrastrarse sobre el arrecife expuesto al agua, entre las charcas intermareales donde viven sus presas. Pero ningún tiburón puede sobrevivir fuera del agua. Sin embargo, esto no es un problema para el “tiburón epaulette”, porque puede sobrevivir 60 veces más sin oxígeno que los humanos. Para ello el pequeño tiburoncito ralentiza su secuencia respiratoria y sus pulsaciones, y minimiza la energía enviada al cerebro. Estos cambios fisiológicos tan increíbles permiten al tiburón tener más tiempo para cazar en el arrecife antes de la subida de la marea y antes de que vuelvan los tiburones más grandes. Este tiburón es realmente el maestro del ecosistema intermareal.”