miércoles, 28 de diciembre de 2016

CRISIS EN EL MEDITERRÁNEO: LOS TIBURONES Y RAYAS EN PELIGRO

Texto: Mónica Alonso Ruiz

Acaba de salir el informe del estado de conservación de los condrictios (tiburones, rayas y quimeras) en el Mediterráneo, redactado por el grupo de trabajo de condrictios de la IUCN. Los resultados son desoladores. Según dicho informe, el Mar Mediterráneo es un punto caliente del planeta en lo que se refiere a riesgo de extinción para estos animales. En el presente artículo os resumo algunos de los contenidos del mismo.
Existen 77 especies de condrictios (tiburones, rayas y quimeras) en el Mediterráneo, de los cuales hay cuatro especies errantes, no consideradas en el informe. Tres de las 77 especies son endémicas del Mare Nostrum, todas ellas rayas (Leucoraja melitensis, Raja radula y Raja polystigma). Más de la mitad de las especies analizadas, 39 de 73 están amenazadas en la región. 31 están muy amenazadas: 20 especies críticamente amenazadas y 11 amenazadas. El nivel de amenaza puede ser peor debido a la incertidumbre sobre el estado de muchas especies en el Mediterráneo, especialmente en la costa norteafricana, donde la riqueza en especies de condrictios es grande, pero la falta de estudio también.

Hay ejemplos sangrantes de familias con todas las especies amenazadas, como los tiburones zorro (Alopiidae), los tiburones ángel (Squatinidae) y los peces guitarra (Rhinobatidae).
La familia de los tiburones ángel (Squatinidae) es una de las más amenazadas del planeta, y también en el Mediterráneo.
Foto: Pedro Sarmiento
 
Resumen del estado de conservación de las especies de condrictios presentes en el Mediterráneo
Distribución de las especies con falta de datos en la costa mediterránea. Obsérvese la falta de datos en las costas africanas, pero también en las costas españolas.
El principal factor del declive y de la extinción local es la sobrepesca. Muchas especies se capturan como pesca accidental aprovechable tanto a baja como a gran escala en las redes de arrastre y otras indiscriminadas. Los tiburones oceánicos se capturan fundamentalmente como especies objetivo secundarias en palangres para túnidos y peces espada. Crece la preocupación por estas especies dado que tanto los túnidos como los peces espada están siendo muy regulados, y por tanto reducidas las cuotas de su pesca, por lo que los tiburones pelágicos así capturados cobran mayor importancia desde el punto de vista comercial. Es el caso del tiburón peregrino (Cetorhinus maximus), el tiburón blanco (Carcharodon carcharias), la tintorera (Prionace glauca) y el tiburón martillo liso (Sphyrna zygaena).  Aunque están prohibidas desde 2002, las redes de deriva ilegales aún son frecuentes en el Mediterráneo (Argelia, Italia, Marruecos, y Turquía entre otros son los países que aún tienen este tipo de flotas pesqueras).
Tiburón peregrino. Fuente: Shark Trust
Tintorera. Fuente: Shark Trust
Históricamente la diversidad de condrictios siempre ha sido mayor en la parte occidental del Mar Mediterráneo, particularmente en las costas de Marruecos, Argelia y Túnez, que pescan entre 57 y 69 especies (la biodiversidad se mide en número de especies capturadas por barcos de pesca comerciales y de investigación). La diversidad es ligeramente inferior en la parte noroccidental, en España, Francia, Italia, Albania y Grecia.
Riqueza histórica de condríctios en el Mar Mediterráneo
Recientemente ha habido un declive significativo en la riqueza de especies en todo el Mediterráneo debido a las amenazas y extinciones locales. Este cambio sustancial en la riqueza de especies a lo largo de los últimos 50 años es debido a la extinción local de 13 especies, especialmente en las costas españolas, francesas e italianas, así como en la costa adriática y del norte de África.

Según el informe, las medidas tomadas han sido insuficientes y poco efectivas:
  • En 2010 y 2011 la Comisión General para el Mediterráneo (GFCM), la organización regional que gestiona la pesca en la zona adoptó medidas especialmente dirigidas a la reducción de la pesca accidental de tiburones pelágicos, como los zorros, el marrajo y el martillo.
  • En 2012 la GFCM prohibió las prácticas del finning en el Mediterráneo y en el Mar Negro y prohibió la captura y venta de tiburones y rayas incluidas en el anexo II del Protocolo sobre Áreas Especialmente Protegidas y Diversidad Biológica del Convenio de Barcelona. (lista de especies en peligro o amenazadas). Ver el listado al final del artículo
  • En 2010-2013 la GFCM elaboró un programa de investigación para mejorar el conocimiento y evaluar el estado de conservación de los elasmobranquios en la región, que continúa sus trabajos en colaboración estrecha con los expertos regionales.

Tan solo algunos de sus países miembros han tomado medidas concretas para implementar las recomendaciones de la GFCM. No se han aplicado las prohibiciones de capturas, y estas deberían de ser aplicadas de forma urgente, para evitar el declive y la extinción de dichas especies. Y se cita expresamente al tiburón ángel, para el cual están trabajando el Grupo especialista en tiburones de la IUCN, así como Shark Trust, con el objetivo de asegurar la aplicación de todas las protecciones requeridas.

Mi reflexión es la de siempre: los científicos indican medidas de protección, que se ponen de manifiesto en los convenios internacionales (en este caso el Convenio de Barcelona) que los países se empeñan en no llevar a la práctica aplicando las medidas a implementar. Quizá sea precisa una mayor presión popular para incitar a los gobiernos a hacer cumplir lo que firman en estos convenios o bien que dichos convenios concreten las medidas a tomar para que los gobiernos puedan aplicarlas.

El informe incluye tres apartados específicos de grupos de especies especialmente amenazadas: Rayas endémicas del Mediterráneo, Tiburones ángel y Peces guitarra. Procedemos a continuación a resumir el informe sobre los tiburones ángel. No es que no nos interesen las rayas o los peces guitarra, pero dado nuestro particular interés en los tiburones ángel como especies icónicas y sobre los que llevamos divulgando desde hace años, nos ha parecido interesante centrarnos en estas especies y dejar para otro momento las rayas y los peces guitarra. 

La extinción de los tiburones ángel del Mediterráneo está muy cerca

Con este título tan alarmante comienza el informe. Y no es para menos como ahora veremos.

Los tiburones ángel (Squatinidae) están entre las familias más amenazadas de condrictios, junto con los peces sierra (Pristidae) y los peces guitarra (Rhinobatidae). Hay tres especies de tiburón ángel en el Mediterráneo: el tiburón ángel (Squatina squatina), el tiburón ángel espinoso (Squatina aculeata) y el tiburón ángel manchado (Squatina oculata). Estas tres especies tienen distribuciones, ecología e historia vital similares. Las tres especies están catalogadas como críticamente amenazadas y sus poblaciones están decreciendo. Se conocen “muchos” datos del tiburón ángel (Squatina squatina) pero muy poco de las otras dos especies. Las tres especies se cree que están casi extintas en muchas zonas de su distribución en el Mediterráneo.



Los tiburones ángel prefieren hábitats arenosos y fangosos y se les puede encontrar en profundidades entre los 5 y los 150 m de profundidad. Son depredadores de emboscada, al enterrarse en la arena para esperar el momento oportuno para la caza de sus presas. Por ello son muy susceptibles de ser capturados, al encontrarse en zonas de pesca de arrastre. Al igual que las rayas y los peces guitarra, sus juveniles tienen un tamaño considerable al nacer, y son por ello capturados incluso por las redes menos tupidas. Los tiburones ángel se capturan accidentalmente en las redes de arrastre, otros tipos de redes y palangre, y se aprovecha su captura. Pero también fueron especies objetivo en el pasado (antes de que fueran muy difíciles de capturar por su escasez) mediante redes específicas para su captura llamadas squanere (de las cuales no hemos encontrado ninguna información a pesar de que se citan en todos los informes).

Los esfuerzos pesqueros se han intensificado en la última mitad de siglo llevando al declive y a la extinción local de muchas especies de tiburones y rayas. El tiburón ángel Squatina squatina era anteriormente común y ampliamente extendido en las zonas costeras y continentales. Originalmente su distribución se extendía desde Escandinavia a África Noroccidental (Mauritania y las Islas Canarias), incluyendo el Mediterráneo y el Mar Negro.
Foto: Pedro Sarmiento
El tiburón ángel alcanza los 183 cm de longitud, y posiblemente hasta 244 cm en el Mediterráneo. Dan a luz entre 7 y 25 pequeños tiburoncitos, tras un periodo de gestación de 10 meses. Se sabe muy poco sobre su longevidad y edad de maduración de las tres especies en el Mediterráneo, aunque se cree que S. squatina llega a vivir 11 años, S. oculata unos 12 años, y 15 años S. acuelata.

El tiburón ángel era relativamente común en muchas zonas durante el siglo XIX y principios del XX y su declive y desaparición está bien documentada. Sin embargo en las pasadas décadas no se ha encontrado ningún ejemplar en el Atlántico Nororiental ni en el Mediterráneo en las expediciones científicas. A pesar de su pervivencia en las Islas Canarias, tan solo se han reportado capturas ocasionales por parte de pescadores comerciales y recreativos en el Atlántico Nororiental.
Foto: Pedro Sarmiento
Desde 2012 las tres especies de tiburones ángel se han incluido en el Convenio de Barcelona, en el Anexo II del Protocolo de Áreas Especialmente Protegidas y Diversidad Biológica. Como consecuencia, la Comisión General de Pesca del Mediterráneo ha desarrollado una recomendación específica (GFCM/36/2012/3) con medidas de gestión para los tiburones incluidos en dicho Anexo: en ella se indica que estas especies no se pueden tener a bordo, desembarcar, vender y deben devolverse al mar sin daño y vivas en caso de captura accidental.

El informe dice que no está claro si la protección está bien llevada a cabo puesto que se han reportado desembarques de tiburones ángel en el Mediterráneo en los pasados años, a pesar de la prohibición. Por lo tanto indica que hay una clara necesidad de asegurar que dicha protección se lleva a cabo y que el plan de recuperación se inicia.

También se indica que Angel SharkProject, el grupo de especialistas de tiburones de la IUCN y Shark Trust están trabajando con un gran número de organizaciones de apoyo para desarrollar un Plan de Acción para las Islas Canarias, enfocado en S. squatina, en línea con la Estrategia Atlántica y Mediterránea para la Conservación del Tiburón Ángel. El Plan de Acción para las Islas Canarias acaba de salir a la luz y será objeto de otro artículo.

Reflexión final

Nuestra reflexión tras leer y resumir este informe nos lleva a vislumbrar un horizonte poco halagüeño para tiburones y rayas en el Mediterráneo, y no parece que las autoridades estén llevando a cabo acciones efectivas de recuperación. Es especialmente grave la situación del tiburón ángel en el Mediterráneo, que avanza inexorablemente hacia la extinción. Sin embargo en Canarias, último reducto del mismo, queda aún una esperanza, fundamentalmente debido al trabajo de investigación que se está realizando. ¿Qué esperamos para defender el tiburón ángel en Canarias?


LISTA DE CONDRICTIOS Y SU ESTADO DE CONSERVACIÓN EN EL INFORME


PECES INCLUIDOS EN EL ANEXO II PROTOCOLO SOBRE ÁREAS PROTEGIDAS Y DIVERSIDAD BIOLÓGICA DEL CONVENIO DE BARCELONA. ESPECIES EN PELIGRO O AMENAZADAS.

Obsérvese que el número de especies de tiburones y rayas (en rojo) es el mayor dentro de la lista de peces protegidos.
Está prohibida la captura y venta de tiburones y rayas de este listado

Peces
Acipenser naccarii (Bonaparte, 1836).
Esturión del adriático
Acipenser sturio (Linnaeus, 1758).
Esturión común
Aphanius fasciatus (Valenciennes, 1821).
Salinete
Aphanius iberus (Valenciennes, 1846).
Fartet
Carcharias taurus (Rafinesque, 1810).
Tiburón toro/ Sandtiger Shark
Carcharodon carcharias (Linnaeus, 1758).
Tiburón blanco/ Great White Shark
Cetorhinus maximus (Gunnerus, 1765).
Tiburón peregrino/ Basking Shark
Dipturus batis (Linnaeus, 1758).
Raya noruega/ Blue Skate
Galeorhinus qaleus (Linnaeus, 1758).
Cazón/ Tope Shark
Gymnura altavela (Linnaeus, 1758).
Mantelina/ Spiny butterfly ray
Hippocampus guttulatus (Cuvier, 1829) (sinónimo Hippocampus ramulosus).
Caballito de mar
Hippocampus hippocampus (Linnaeus, 1758).
Caballito de mar
Huso huso (Linnaeus, 1758).
Esturión beluga
Isurus oxyrinchus (Rafinesque, 1810).
Marrajo/ Mako Shark
Lamna nasus (Bonnaterre, 1788).
Cailón/ Portbeagle Shark
Lethenteron zanandreai (Vladykov, 1955).
Lamprea
Leucoraja circularis (Couch, 1838).
Raya de lunares/ Sandy Ray
Leucoraia melitensis (Clark, 1926).
Raya de Malta/ Maltese Ray
Mobula mobular (Bonnaterre, 1788).
Manta mobula/ Devil fish
Odontaspis ferox (Risso, 1810).
Sorayo/ Smalltooth sand tiger
Oxynotus centrina (Linnaeus, 1758).
Tiburón cerdo/ Angular Roughshark
Pomatoschistus canestrini (Ninni, 1883).
Gobio
Pomatoschistus tortonesei (Miller, 1969).
Gobio
Pristis pectinata (Latham, 1794).
Pez sierra/ Smalltooth sawfish
Pristis pristis (Linnaeus, 1758).
Pez sierra/ Largetooth sawfish
Rhinobatos cemiculus (E. Geoffrov Saint-Hilaire 1817).
Pez guitarra/ Blackchin guitarfish
Rhinobatos rhinobatos (Linnaeus 1758).
Pez guitarra/ Common guitarfish
Rostroraja alba (Lacépède, 1803).
Raya blanca o bramante/ White skate
Sphvma lewini (Griffith & Smith 1834).
Pez martillo común/ Scalloped Hammerhead
Sphvrna mokarran (Rüppell, 1837).
Tiburón martillo gigante / Great Hammerhead
Sphvma zvgaena (Linnaeus, 1758).
Tiburón martillo liso/ Smooth Hammerhead
Squatina aculeata (Dumeril, en Cuvier, 1817).
Angelote espinoso/ Sawback angelshark
Squatina oculata (Bonaparte, 1840).
Angelote manchado/Smoothback angelshark
Squatina squatina (Linnaeus, 1758).
Tiburón ángel/ Angel Shark
Valencia hispanica (Valenciennes, 1846).
Samarugo
Valencia letoumeuxi (Sauvaqe 1880).
Ciprinodontiforme