jueves, 29 de octubre de 2015

CONFERENCIA: EL MUNDO ABISAL, EN EL CLUB KOLIMA

Texto: Mónica Alonso


Mi interés por el mundo abisal nació hace unos años, cuando comencé a interesarme por la biología marina en los cursos de biología de ZOEA, un lugar especial donde además de aprender mucho, he podido colaborar activamente en sus trabajos de educación ambiental. Animada por el tema, por la amistad con la familia de ZOEA, y porque sabía que la espectacular faceta de comunicador de Juan Pablo Camblor no me iba a defraudar, pues acudí el pasado lunes 26 de octubre al Club Kolima, a la conferencia sobre el mundo abisal. Esta es mi crónica del evento.
Parte de la presentación del evento en la web del Club Kolima
www.clubkolima.com

En una sala de cuidada sobriedad minimalista y elegancia comenzó Juan Pablo su conferencia. Nos contó que una gran superficie de nuestro planeta está cubierta por los oceános, y que las grandes profundidades abisales permanecen en gran medida aún inexploradas, a diferencia del resto de la parte no oceánica, que con el uso de los satélites, está explorada al 100%. Además la humanidad siempre ha tenido curiosidad por la exploración espacial, y ha dedicado muchos recursos a la misma.

Y nos explicó que el mundo abisal es tan desconocido que tan solo se ha cartografiado un 5% de su fondo, y que se estima que existen entre 10 y 30 millones de especies aún por descubrir en el mar. ¡Guau!, la cosa se ponía interesante. En mi cabeza volvían las imágenes de mi infancia, de los libros de los exploradores del mar y del Comandante Cousteau...

Tras contarnos que los fondos marinos tienen una profundidad media de 4 km, explicarnos las zonas fóticas (donde llega la luz) y afóticas (donde no llega la luz), pasó a describirnos las características de cada una de ellas. 


Licencia Wikimedia
Commons
Autor:  Diego Quintana
Fue particularmente interesante la explicación sobre los métodos de exploración de los fondos marinos, haciendo una breve reseña histórica de cada uno de ellos. Nos enseñó la esfera de Beebe y Barton, el sumergible Trieste, y el Deep Sea Challenger, en al cual James Cameron visitó el cañón Challenger de la fosa de las Marianas (11000 m de profundidad), en 2012. También nos presentó otros sumergibles, como el Alvin, del cual yo no conocía que se estrenó para la recuperación de las famosas cuatro bombas atómicas que cayeron al mar en Palomares (Almería) en 1966. Finalmente nos habló de los robots submarinos, los ROV, que exploran y toman imágenes y muestras de los fondos marinos, sin llegar a tan grandes profundidades como los artilugios que explicó anteriormente.

Tan solo 3 personas han visitado la fosa de las Marianas en toda la historia de la exploración marina. Yo estaba ya totalmente hipnotizada....los artilugios ingenieriles me encantan, y si son marinos más.

Resulta que la zona de profundidad abisal es muy estable, con una gran oscuridad, poca temperatura (entre 0 y 4 ºC) y los animales que viven en ella utilizan una química muy diferente para sobrevivir, las cadenas tróficas son también muy diferentes. Los animales son lentos, con grandes ojos, producen bioluminiscencia. Como consecuencia de la estabilidad de este hábitat se cree que estos animales tras su adaptación a estas condiciones extremas, no han variado mucho. Por eso se les considera fósiles vivientes...

Estos animales, de formas y colores muy extraños viven allí con estrategias de flotabilidad neutra, y pasan el tiempo buscando comida, huyendo de los depredadores y buscando pareja. Y nos puso varios ejemplos de todos ellos.

Finalmente nos presentó las características de las fosas oceánicas en las que la parte más profunda se denomina zona hadal, donde se han descubierto formas de vida asombrosas y abundantes, bacterias quimiosintéticas que alimentan el sistema, en ausencia de luz y otros aportes, con gusanos que no se alimentan de sustancias de base de carbono, sino de azufre, y donde las chimeneas volcánicas provocan salidas de gases a grandes temperaturas. 

Y ya, a modo de resumen nos explicó los puntos fundamentales a recordar:

  • El mundo abisal es el mayor hábitat del planeta....y el más desconocido
  • Es la mayor reserva de vida del planeta.
  • Se calcula que existen entre 10 y 30 millones de nuevas especies por descubrir.
  • Todos los ecosistemas están conectados.
  • Actualmente el mundo abisal carece de protección legal
  • Nos espera la época de las mayores y más grandes exploraciones científicas de la historia: LOS FONDOS ABISALES....y todos nosotros lo vamos a ver.
Encantada por el ratito de ciencia que nos había presentado Juan Pablo, tan solo me queda agradecer su trabajo, y la organización por parte del Club Kolima de un programa de charlas sobre el mundo marino que yo no pienso perderme.