domingo, 27 de noviembre de 2016

PEQUEÑOS PASOS ADELANTE PARA LA CONSERVACIÓN DE LA TINTORERA EN LA REUNIÓN ANUAL DEL ICCAT 2016

Texto: Mónica Alonso Ruiz

El tercer trimestre del año siempre es convulso en lo que se refiere a conservación de tiburones. En octubre suele tener lugar la reunión anual de la European Elasmobranch Association  (EEA) y  en noviembre se reúne la ICCAT (Comisión internacional para la conservación del Atún Atlántico), que a pesar de su nombre se encarga de la conservación de las especies pesqueras del Atlántico, y entre ellos los tiburones. Además este año en octubre se reunió la Conferencia de las Partes de CITES en Johannesburgo, que resultó en mayor protección para algunas especies de tiburones, y también la semana pasada hemos conocido detalles de mejoras en conservación de los tiburones canarios. De todo ello nos hemos hecho eco en este blog y ahora nos disponemos a contaros las resoluciones de la reunión anual de la ICCAT. 

Muchas veces hemos hablado de que el mar fuera de las aguas internacionales de los países es un caos en cuanto a su regulación, dado que es patrimonio de todos, y por ello lo cuidamos menos. No existe una ley como tal que regule los recursos del mar, sino que la explotación de los mismos en aguas internacionales depende de convenios y organizaciones internacionales. La ICCAT es una organización pesquera intergubernamental responsable de la conservación  de los túnidos y especies afines en el Océano Atlántico y mares adyacentes. A esta organización pertenecen 51 países, entre ellos los de la UE, Estados Unidos, Japón y China.

Todos los años la reunión anual de esta organización finaliza sin cumplir las expectativas en lo que se refiere a tiburones. Los años pasados fueron frustrantes: no se prohibió el finning (corte de aletas y descarte del cuerpo del animal), pues aunque está prohibido en muchos países, entre los que se encuentra la UE, otros países como Japón y Marruecos, lo siguen practicando delante de nuestras narices, en el Atlántico. Y sin embargo los países que tienen prohibido el  finning practican la política de aletas adheridas (es decir, el tiburón que se captura es íntegramente desembarcado sin cortar sus aletas, y de esta manera al menos se aprovecha el animal y no se especula solo con sus aletas).

Por ello el año pasado los palangreros españoles, que realizan una gran parte de sus capturas de tintorera (o tiburón azul) en el Atlántico Norte se quejaban (y no sin cierta razón) de que los pesqueros japoneses y marroquíes que pescan a su lado en esas aguas practican el finning mientras que ellos tenían que desembarcar todo el animal. Esto supone una clara desventaja económica, por el bajo precio de la carne de tintorera: si los otros solo se quedan con las aletas (que es lo que realmente da gran beneficio) y no se quedan con la carne, pues su actividad es claramente ventajosa.


Imagen de dominio público

Y los conservacionistas mientras tanto nos preguntábamos el por qué de solo ver la captura de la tintorera como un gran negocio, sin tener en cuenta el estado de la especie. Resulta que este animal, antaño tan abundante en el Atlántico, se ha podido pescar sin cuotas desde siempre, y aunque se ha podido limitar la práctica cruel del finning, se continúa pescando de manera poco sostenible. Y por ello los científicos ya estaban avisando: las poblaciones de tintorera han venido reduciéndose de manera drástica en los últimos años, y los ejemplares capturados son cada vez menores. Por ello la gran organización conservacionista Shark Trust viene haciendo desde hace años una campaña para establecer límites de pesca a algunas especies de tiburones. Es la campaña No Limits, que pretende gestión sostenible de los recursos pesqueros de tiburones en Europa y entre ellos la tintorera.

Pero ¿qué tiene la tintorera para ser tan popular entre los palangreros y para que sea el tiburón más pescado en España? Pues resulta que, a diferencia de otros tiburones, las tintoreras son animales muy prolíficos (tienen muchas crías) y hasta hace unos años eran muy abundantes en el Atlántico, punto de captura de especies de palangre como el pez espada y el atún. Cuando los stocks de pez espada y atún se vinieron abajo, los palangreros se dieron cuenta que la pesca de la tintorera era rentable, por el alto valor de sus aletas, a pesar del bajo valor de su carne en el mercado (unos 3.5 €/kg, subiendo poco a poco cada año).


Fuente: Oceana
Desde hace varios años en mis charlas sobre tiburones hablo de la pesca de tiburones en España, fundamentalmente en la lonja de Vigo, uno de los puertos pesqueros más importantes del mundo. Este puerto presenta sus estadísticas en el primer trimestre de cada año, y a falta aún de las estadísticas de 2016, tenemos las de 2014 y 2015. Y los datos son desoladores, especialmente para la tintorera. En 2015 se desembarcaron 6200 toneladas de tiburones: es el primer año que desciende esta cifra, pues en 2014 y 2013 las capturas eran del orden de 10.000 toneladas anuales. Y más del 90 % de las capturas corresponde a la tintorera. Si el año pasado descendió la cuota de tiburones creemos que precisamente es porque los stocks están sufriendo un descenso enorme.






En 2015 se capturaron en el Atlántico 60.000 toneladas de tintorera. Una barbaridad de la que somos responsables en España en alrededor del 10 %.

No sabemos si ha sido por estos descensos de capturas detectados, o por qué, pero en la reunión de la ICCAT han decidido dar un paso más y limitar las cuotas de pesca de este animal en el Atlántico Norte. No se ha limitado la pesca en el Atlántico Sur, ni se obliga a no practicar el finning. Es un tibio paso, sí, quizá influido por el descenso de las capturas, pero es un paso. Es un avance al menos teórico, dado que si la media de capturas en el Atlántico Norte supera en dos años consecutivos desde 2017 en adelante la media de capturas de 2011-2015 (39.000 toneladas), la ICCAT deberá revisar la implementación de las medidas.  Vamos, que se pretende limitar a esas 39.000 toneladas anuales. Es mucho mejor que las 60.000 de 2015, pero habrá que ver si no es demasiado tarde, o la cuota demasiado alta, para la continuidad de la especie en la zona.

Según Sonja Fordham, de Shark Advocates International, "Los tiburones son uno de los animales más vulnerables de los océanos, y las medias medidas no ejecutables no son suficientes para conservarlas. Aunque reconocemos el interés de las naciones atlánticas del  reconocimiento de que la pesca de tiburones azules no puede continuar sin límite, estamos profundamente decepcionados de que no se hayan considerado los consejos científicos y que la prohibición de aleteo (finning) de la región siga siendo débil a pesar de la voluntad de más de 30 países”.

Según el resumen de Shark Trust de la reunión:”los tiburones azules los pescan muchos países, la mayoría de los cuales no limitan la captura. Estos tiburones predominan en los desembarques de las pesquerías de ICCAT y del comercio mundial de aletas de tiburón. Los desembarques de tiburón azul atlántico se triplicaron en la última década. Para evitar la pesca excesiva, los científicos de ICCAT han recomendado limitar las capturas de tiburones azules, particularmente en el Atlántico Sur. La propuesta de la UE para limitar los desembarques de tiburones azules tanto del Atlántico Norte como del Atlántico Sur fue rechazada por Japón y otros; Brasil bloqueó acciones de conservación para el Atlántico Sur. El acuerdo final suscita la consideración de ICCAT, pero no necesariamente los límites de captura, si los desembarques del tiburón azul del Atlántico Norte no superan los niveles recientes (alrededor de 39.000 toneladas anuales). Más del 85% de los desembarques de tiburones azules del Atlántico Norte han sido capturados por buques de la UE en los últimos años.

"Es fundamental reconocer que la nueva medida de ICCAT para tiburones azules sólo se aplica al Atlántico Norte y depende de las acciones de seguimiento de las naciones individuales a corto plazo y de ICCAT a largo plazo", dijo Ali Hood, Director de Conservación de Shark Trust.” Dado que los buques españoles tienen la mayor parte de la captura de tiburón azul del Atlántico Norte, ahora recae directamente en la UE fijar inmediatamente los límites de captura de tiburón azul, de acuerdo con los compromisos asumidos hoy. Sólo con esta acción de la UE puede esta media-medida adoptada convertirse en una acción significativa para la conservación del tiburón azul. "



fuente: wikipedia

El 80 por ciento de las Partes de ICCAT que asistieron a la reunión apoyaron un esfuerzo multinacional dirigido por Estados Unidos para fortalecer la prohibición de aleteo de ICCAT con una prohibición más ejecutable de cortar las aletas en el mar. Noruega, Liberia, San Vicente y las Granadinas, Nicaragua, Sierra Leona, Curaçao y Libia copatrocinaron la propuesta de este año, junto con otras 23 Partes de ICCAT que propusieron la medida el año pasado. Por primera vez, Canadá habló a favor de la prohibición y Corea no opuso oposición. La UE, Sudáfrica, Venezuela, Islandia, Rusia, Senegal y varios otros países de África Occidental se unieron al coro de apoyo. Al final, sin embargo, Japón y China -con una pequeña ayuda de Marruecos- bloquearon la propuesta.

"Estamos consternados por el hecho de que sólo unos pocos países hayan interrumpido una prohibición de finning de ICCAT propuesta por 30 Partes de todo el Atlántico", dijo Ania Budziak, Directora Asociada del Proyecto AWARE. "Sin embargo, estamos animados por la demostración convincente de apoyo a las normas de aletas adheridas de los países en desarrollo y desarrollados, y alentar el impulso continuo hacia esta mejor práctica".

Los grupos conservacionistas seguirán presionando a ICCAT ya sus miembros para limitar la pesca de tiburones y prevenir el aleteo.

Justo antes de cerrar el artículo leo en la prensa un artículo en el que expresan su opinión una organización de palangreros gallegos, Orpagu. Indican su contrariedad porque se haya bloqueado su petición de que la política de aletas adheridas se aplique a todos los países que faenan en el Atlántico. Y expresan su alegría por la regulación por primera vez de la cuota del “tiburón” (para ellos parece que la tintorera es el único tiburón). Su portavoz resalta “la importancia de estas recomendaciones pues callarán la boca a oenegés ambientalistas que cuestionan la legalidad de esta pesquería”.

Y mi respuesta, como persona aludida, a sus poco afortunadas palabras es clara: por supuesto que me gustaría que no se pescaran tintoreras en el Atlántico, pero creo que las “oenegés” no decimos que sea ilegal. Si lo hubiera sido lo habríamos denunciado. En mi caso siempre he lamentado que sea legal, pero siéndolo, he apoyado la postura de Shark Trust, de una buena gestión de los recursos pesqueros, y aunque no nos guste la tintorera lo es, mediante medidas de protección, entre las que están las cuotas de pesca, como se hace con otras especies.

No entendíamos cómo una especie catalogada por la IUCN como casi amenazada no tuviera regulada su pesca, especialmente cuando el alto rendimiento de sus aletas podía convertir la explotación de este recurso en claramente insostenible. Queda clara mi postura, y seguramente la de todos mis compañeros conservacionistas (de “oenegés” o particulares), los cuales no nos dedicamos a poner trabas a ciertas pesquerías porque sí, sino por la falta de regulación.

Referencias:

Más información:

Shark Advocates International es un proyecto de The Ocean Foundation dedicado a asegurar políticas científicas para tiburones y rayas. The Shark Trust es una organización del Reino Unido que trabaja para salvaguardar el futuro de los tiburones a través de un cambio positivo. Centrado en los tiburones en peligro y desechos marinos, Proyecto AWARE es un movimiento creciente de buceadores que protegen el planeta del océano. Ecology Action Center promueve medios de vida sustentables, basados ​​en el océano y la conservación marina en Canadá Atlántico. Estos grupos colaboran con los objetivos de conservación de tiburones con Defensores de la Vida Silvestre, quienes dieron testimonio de la coalición en la reunión de ICCAT.

Declaración conjunta de las ONG sobre estos temas: http://www.iccat.int/com2016/TRI/PA4_815.pdf

Las aletas de tiburón se utilizan en una sopa frecuente en los banquetes en Asia. La alta demanda de aletas impulsa muchas pesquerías de tiburón y proporciona incentivos para el aleteo (la práctica inútil de cortar las aletas de un tiburón y descartar el cuerpo en el mar). Los tiburones azules son la especie dominante en el comercio mundial de aletas de tiburón y también se utilizan para su carne.

La actual prohibición de aleteo de ICCAT es difícil de aplicar debido a una complicada relación peso de aleta-a-peso corporal utilizada para monitorear el cumplimiento. Exigir que los tiburones sean desembarcados con aletas (como se requiere en la UE, Estados Unidos y otros lugares) es la manera más fiable de prevenir el aleteo y también puede producir mejores datos de captura, lo cual es crítico para la evaluación de la población.

Más de 60.000 toneladas de tiburones azules fueron extraídas del Atlántico en 2015. Científicos de ICCAT han recomendado medidas preventivas para evitar la sobrepesca de tiburones en los casos en que la situación de la población es incierta; más específicamente, han aconsejado medidas para asegurar que las capturas de tiburón azul del Atlántico Sur no aumenten. De acuerdo con lo aprobado, los científicos de ICCAT no deben revisar el estado de la población de tiburones azules y los consejos relacionados con las capturas hasta 2021.

Los países que reportan capturas significativas de tiburón azul atlántico incluyen (en orden de magnitud): España, Japón, Portugal, Taipei Chino, Namibia, Brasil, Ghana, Sudáfrica, Uruguay y la República de Corea.

En los últimos años, los buques pesqueros de la UE han sido responsables de más del 85% de los desembarques de tiburones azules notificados en el Atlántico Norte y más del 75% de los desembarques totales de tiburones azules del Atlántico (2006-2015).
La nueva medida de ICCAT sobre el tiburón azul señala, entre otras cosas, que "si la captura total promedio del tiburón azul del Atlántico Norte en cualquier período consecutivo de dos años a partir de 2017 excede el nivel promedio observado durante el período 2011-2015 (es decir, 39.102 t) la ICCAT revisará la aplicación y la eficacia de estas medidas. "

ICCAT es responsable de la conservación de atunes y especies afines en el Océano Atlántico y los mares adyacentes. ICCAT cuenta con 51 Partes Contratantes, incluida la Unión Europea. La ICCAT adoptó medidas de protección para los tiburones zorro ojón en 2009, los tiburones de puntas blancas oceánicos y tiburones martillo en 2010, tiburones sedosos en 2011 y tiburón cailón en 2015 (con excepciones en todos los casos).

Propuesta de una prohibición de aleteo más fuerte: http://www.iccat.int/com2016/DocENG/PA4_803B_ENG.pdf

Mapa de las 30 partes del ICCAT apoyando la propuesta de aletas adheridas en 2016: