martes, 8 de octubre de 2013

RESULTADOS DE LA REUNIÓN DE CITES EN MARZO: VICTORIA PARA LOS TIBURONES


Estamos contentos. En las redes sociales se estaba pidiendo apoyo para animar a las autoridades de los países adheridos a CITES votaran a favor de la inclusión de cinco especies de tiburones y de las rayas en el Apéndice II de CITES, para poder restringir su comercio y así dotarles de protección. Pues bien, a pesar de la tenaz resistencia de China y de Japón, se ha conseguido en marzo que las votaciones tuvieran resultado positivo. Los foros de tiburones en Facebook arden de alegría y celebraciones. Gracias a todos se ha conseguido.
 

Cinco especies de tiburones (tres especies de martillos, el jaquetón oceánico y el cailón o marrajo sardinero), objeto de gran comercio, así como las mantas y una especie de pez sierra se incluyeron en las listas de los apéndices de CITES, tras las conclusiones de la reunión llevada a cabo en Bangkok, Tailandia, del 3 al 16 de marzo. Los delegados de 177 países consideraron 70 propuestas, que afectaban a más de 300 especies animales, no solo tiburones.

“Estamos orgullosos de los buceadores” publica Project Aware en su web  (http://www.projectaware.org/update/we-did-it-celebrating-historic-decisions-sharks-and-rays).

Ania Budziak, Directora Asociada de Ciencia y Política del Project Aware indica que “(…) este es un logro significativo e histórico para todas las especies marinas en general, especialmente las mantas, que eran por primera vez propuestas (…). Los tiburones martillo, situados entre los más amenazados y habitualmente más capturados en pesca ilegal, por el valor alto de sus aletas, recibieron una sorprendente mayoría a favor”.

Desde 2010, cuando ocho especies de tiburones fueron rechazadas para incluirse en las listas de CITES, la comunidad de buceadores se unió a los defensores de los tiburones, por todo el mundo, y han hecho numerosas campañas. Muchos españoles también lo hicieron, mediante las recogidas de firmas, las cuales incluimos en el número anterior de la revista.

Ahora lo próximo, en el largo camino en la protección de estas especies de tiburones y mantas, es trabajar para establecer las obligaciones que la inclusión en las listas impone, especialmente en el control aduanero del comercio internacional. ¿Serán China y Japón, contrarias a la inclusión, capaces de establecer los controles para regular su comercio?.

Según publica Oceana, los países tienen 18 meses para establecer procesos de seguimiento y cumplimiento, y para asegurar que pueden identificar las especies incluidas en las listas. La experiencia en casos como este para otros animales nos dice que esto no es siempre efectivo. (http://oceana.org/es/eu/blog/2013/03/finalmente-cites-regulara-el-comercio-de-tiburones-y-mantas-amenazados).

En cualquier caso estamos contentos, una decisión que en 2010 fue imposible de tomar, y con las fuertes maniobras oscuras de Japón en cuanto a obligar a votaciones secretas y a coacciones a países poco desarrollados para votar en contra, no ha podido vencer la fuerte presión mundia.