martes, 8 de octubre de 2013

EL FINNING YA ES TOTALMENTE ILEGAL EN EUROPA.


A partir del 6 de julio de 2013 entra en vigor el nuevo Reglamento de la UE (http://eur-lex.europa.eu/LexUriServ/LexUriServ.do?uri=OJ:L:2013:181:0001:0003:ES:PDF) sobre el finning (la práctica de cercenar las aletas y desechar por la borda el resto del animal). De esta manera todos los tiburones que se capturen en aguas europeas o por barcos europeos deberán ser desembarcados con las aletas adheridas de manera natural. Esta nueva normativa, más estricta que la anterior, pone fin a las lagunas que había en la legislación anterior, en vigor desde hace una década.


La iniciativa de esta nueva legislación surgió a propuesta de algunos europarlamentarios atendiendo al clamor europeo de los ciudadanos, que no podían permanecer impasibles viendo como la anterior legislación permitían el abuso de ciertos buques europeos (fundamentalmente españoles y portugueses) que seguían realizando prácticas de finning.

Tal y como afirma Xabier Pastor, Director Ejecutivo de Oceana en Europa, “la prohibición del finning en la UE por fin es real, se puede aplicar y tiene implicaciones mundiales”…”La UE captura más tiburones que ningún país del mundo”.

Numerosos grupos y sectores conservacionistas europeos consideran que erradicar el finning es un aspecto muy importante para mejorar la gestión pesquera de los tiburones en la UE. Desde numerosas páginas de Facebook (https://www.facebook.com/FinningFreeZoneSpain?ref=hl#!/FinningFreeZoneSpain, https://www.facebook.com/#!/sharksmissionfrance?hc_location=stream) y a través de estos grupos, como Shark Angels y Oceana, hemos estado haciendo labores de presión sobre los eurodiputados españoles y portugueses, durante el año pasado, para que apoyaran la modificación del reglamento anterior.

Las prioridades futuras para estos grupos son la protección de las especies amenazadas y la gestión racional de las especies comerciales (tintorera, marrajo, cazón…), que se base en análisis científicos, incluyendo límites de capturas, cierres espaciales y temporales, así como planes de gestión a largo plazo de las pesquerías. Actualmente, pocas especies disponen de esas medidas, a pesar de que casi un tercio de las especies de tiburón evaluadas por la IUCN (Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza) se consideran amenazadas.

A continuación os presentamos una serie de datos importantes que pueden ilustrar la situación de los tiburones y el finning:
  • El finning, o la práctica de cercenar las aletas de tiburón y descartar el cuerpo al mar, surge por la diferencia de precio entre las aletas (de gran valor) y la carne del tiburón.
  • El finning lleva técnicamente prohibido en la UE desde 2003, pero una exención permitía a los Estados Miembros emitir permisos especiales para que los buques cortaran las aletas a bordo, siempre que conservaran y desembarcaran el tronco (no siempre en el mismo puerto en el que se desembarcaban las aletas), y que las aletas desembarcadas no excedieran el 5% del peso de los tiburones capturados. Estos permisos especiales daban pie para que se produjeran abusos e incumplimientos generalizados.
  • Más de 15 países de todo el mundo también aplican con éxito políticas de “aletas adheridas”.
  • La mayoría de los Estados Miembros de la UE tenían un planteamiento de “aletas adheridas”, ya que nunca habían concedido permisos especiales a sus buques. Tan solo España y Portugal habían proporcionado estos permisos.
  • La UE captura tiburones en el Mediterráneo y en los océanos Atlántico, Índico y Pacífico. Es la mayor potencia mundial en pesca del tiburón, con el 17% de las capturas declaradas en 2009, y el mayor exportados de aletas a Hong Kong y a China.
  • El 28% de las especies de tiburón del mundo, evaluadas por la IUCN, se consideran amenazadas de extinción.

Como vemos, la Unión Europea ha relanzado los medios para recuperar el buen camino en la conservación de los tiburones.

Si tú eres un defensor de los tiburones, aprende y difunde el conocimiento sobre los tiburones.

Fuente: Oceana.